Trasplante de pelo Anatómico – tecnica BHT
BHT – Trasplante de pelo Anatómico Técnica de extracción de unidades foliculares (pelos) de zonas donantes de otras unas partes del cuerpo aparte de la cabeza, siguiendo exactamente el mismo procedimiento de extracción empleado en la técnica FUE. En el BHT se retira vello anatómico para recobrar el pelo de aquellas personas que tienen un área donante de baja densidad a nivel de la cabeza. El género de pelo anatómico por su variación genética es diferente del pelo de la cabeza, tanto en color como en grosor, número de pelos por unidad folicular, densidad el área donante y ritmo de desarrollo.

BHT-1

El éxito del trasplante es variable conforme cada persona. El pelo anatómico tiene un desarrollo de cinco-seis cm de longitud más o menos, puesto que dicho pelo tiene una fase anágena corta y fase telógena larguísima. Tiene un desarrollo del pelo en media de dos y medio a cinco cm a lo largo de unos seis meses y después va a entrar en una fase larga telógena (reposo) continuando en esta longitud por múltiples años. El pelo anatómico que más se semeja al de la cabeza es el de la barba, puesto que tiene un desarrollo afín al de la cabeza dando mayor naturalidad. Los pelos más empleados son los del tórax, abdomen y el de la barba.

 

Se emplearán en zonas del centro y vertex (coronilla) de la cabeza, jamás en la línea frontal y siempre y en toda circunstancia mezclados con unidades foliculares del cuero cabelludo. En el momento de hacer un procedimiento BHT siempre y en todo momento procuramos un pelo que tenga una textura, color y grosor semejantes al de la cabeza. Usaremos este pelo para interaccionar con pelos de la zona receptora ya existentes con objetivo de acrecentar la densidad, en los casos en los que la zona donante del cuero cabelludo no sea suficiente parar restaurar la alopecia. Inconvenientes del BHT (Trasplante de pelo anatómico): Zona de extracción más extensa y con menor densidad folicular.

bht-2

Mayor empleo de anestesia. Mayor número de unidades foliculares de 1 pelo y menor de dos pelos. Mayor nivel de transección. El pelo siguiente el corte se halla más agarrado al tejido graso. Velocidad de extracción más lenta. Menor cobertura de la zona receptora por presentar, el pelo menor grosor, dando aspecto de pelo miniaturizado. Se debe practicar una prueba ya antes y valorar el desarrollo de pelo a los seis meses, ya antes de efectuar un procedimiento más extenso. Con lo cual llegamos a ver  En la técnica de BHT (trasplante de pelo anatómico) por más pelos que implantásemos, jamás llegaríamos a cubrir toda la cabeza, debido al desarrollo, grosor y al aspecto de tal pelo. En esta técnica se precisa una valoración individual para determinar si el paciente es un posible aspirante a este género de trasplante.